Candidatos para la cirugía bariátrica

Criterios para pacientes de cirugía bariátrica

Los candidatos adolescentes que estén siendo considerados para la cirugía bariátrica en el Lucile Packard Children’s Hospital Stanford deben:

  • Tener un Índice de Masa Corporal (IMC) de ≥ 40 o de ≥ 35 con complicaciones graves relacionadas con la obesidad (comorbilidades)
  • Haber participado por lo menos seis meses consecutivos en intentos de manejo del peso con supervisión médica en la Clínica pediátrica del peso.
  • Haber alcanzado la madurez física. Esto puede variar dependiendo de la gravedad de cualquier comorbilidad. Los médicos de la Clínica pediátrica del peso evaluarán a los pacientes para diagnosticar y determinar la gravedad de las comorbilidades.
  • Demostrar un compromiso con la evaluación médica y psicológica integral antes y después de la cirugía.
  • Aceptar evitar el embarazo por un mínimo de dos años después de la cirugía bariátrica.
  • Ser capaz de cumplir con las directrices nutricionales y el programa de ejercicio postoperatorios, y estar dispuesto a cumplirlos.
  • Dar consentimiento informado para la cirugía. Esto quiere decir que el paciente debe entender todos los datos y riesgos de la cirugía bariátrica y acepta ser sometido a la operación.

Los pacientes sólo deben considerar la cirugía bariátrica si pueden comprometerse a una atención de seguimiento a largo plazo y a directrices dietéticas, de ejercicio y médicas para toda la vida.

Cobertura de seguro

Los padres de los posibles pacientes de cirugía bariátrica deben revisar si su seguro médico cubre el procedimiento. Las diferentes compañías tienen diferentes políticas de cobertura. Contáctenos si tiene preguntas sobre la cobertura de su seguro médico.

Proceso de remisión

Si quiere ser considerado para la cirugía bariátrica, pida a su proveedor de atención médica que llene nuestro formulario de remisión (PDF). El formulario llenado se debe enviar por fax al Centro de remisiones de Stanford Children's Health al (650) 721-2884. Los profesionales de la salud pueden llamar al (650) 736-2114 si tienen preguntas.

Los pacientes que cumplen con los criterios arriba mencionados serán posteriormente evaluados en nuestra Clínica pediátrica del peso. La clínica ayudará a los adolescentes a explorar varias estrategias de pérdida de peso.

Si ninguna otra estrategia resulta eficaz, el Consejo Bariátrico para Adolescentes de Stanford Children's Health revisará el caso del paciente. El Consejo está compuesto de miembros del equipo de cirugía bariátrica y especialistas que han participado en la atención del paciente. Ellos:

  • revisarán el estado nutricional, médico y psicológico del paciente
  • discutirán sobre los beneficios y los riesgos previstos de la cirugía para el paciente

Si el Consejo determina que el paciente es candidato para la cirugía bariátrica, el médico de la clínica del peso y el cirujano bariátrico enviarán una carta de necesidad médica a la compañía de seguros del paciente. Una vez que se obtiene la aprobación del seguro, se programa la cirugía.

Información preoperatoria

Antes de la cirugía, el paciente, la familia, el cirujano bariátrico y la enfermera especializada hablarán sobre:

  • los beneficios previstos
  • los objetivos realistas
  • las consecuencias a largo plazo
  • los posibles riesgos de la cirugía

La enfermera especializada, el nutriólogo y el terapeuta físico proporcionan educación preoperatoria. Ellos revisan los tratamientos, los medicamentos y los cambios que se realizarán en la dieta y en las actividades después de la cirugía. También le recuerdan al paciente y a la familia qué medicamentos y alimentos deben dejar de tomarse antes de la cirugía y cuándo.
 
Por otro lado, se realizan las pruebas de laboratorio de base, consultas clínicas y pruebas de diagnóstico. Las pruebas de diagnóstico incluyen las siguientes:

  • análisis de sangre
  • estudio del sueño para evaluar si hay apnea obstructiva del sueño
  • pruebas de función pulmonar, que miden la capacidad de los pulmones de intercambiar oxígeno y dióxido de carbono
  • electrocardiograma/ecocardiograma para evaluar la actividad eléctrica, la estructura y la función del corazón
  • evaluación por parte de un psicólogo
  • radiografías de los huesos para determinar si el paciente sigue creciendo
  • endoscopia, una prueba que ve el interior del esófago y del estómago para revisar si hay reflujo gastroesofágico