Investigación e innovación: anestesia obstétrica

Investigación

Dada nuestra asociación con Stanford Medicine, podemos implementar rápidamente los hallazgos de nuestras investigaciones sobre anestesiología obstétrica en la práctica clínica, lo que nos permite brindarle las últimas innovaciones comprobadas para el control del dolor y la anestesiología obstétrica.

Nuestros médicos-científicos de Stanford Medicine hacen importantes avances en la medicina materno-fetal, así como en la obstetricia, la anestesia obstétrica y la atención neonatal con antecedentes de excelencia en investigación clínica, investigación orientada al paciente (ensayos clínicos), investigación basada en evidencia e investigación dirigida a las enfermedades. Somos uno de los principales grupos de investigación en anestesiología obstétrica del mundo. Nuestras investigaciones tienen como objetivo identificar las opciones más adecuadas para el alivio del dolor en el trabajo de parto y la cesárea, la anestesia óptima para pacientes con afecciones de alto riesgo, las diferentes formas para mejorar la recuperación después de la cesárea y para determinar los distintos indicadores, y el manejo óptimo de la hemorragia obstétrica y la manera en que el embarazo afecta los requisitos de dosis de medicamentos. Nuestras investigaciones y protocolos han contribuido significativamente al campo de la anestesiología obstétrica e influido en las pautas nacionales sobre atención clínica de alta calidad.

Algunos aspectos destacados de nuestras investigaciones:

Innovaciones

Nos encontramos a la vanguardia en materia de opciones y técnicas de control del dolor. Aquí enumeramos algunas de las innovaciones más recientes:

  • Ofrecemos opciones no convencionales para el control del dolor de parto que no están disponibles en la mayoría de los hospitales, incluido el óxido nitroso, que es popular en Europa y en algunos centros de maternidad selectos en los Estados Unidos. Algunas mujeres optan por utilizar óxido nitroso en lugar de otras formas de alivio del dolor. Para las mujeres que no pueden recibir anestesia epidural debido a afecciones médicas, ofrecemos óxido nitroso o un narcótico potente y apto para bebés (por ejemplo, remifentanilo), que requiere la supervisión y atención de expertos.
  • Proporcionamos un tratamiento de vanguardia para las mujeres que pueden experimentar un sangrado inesperado después del parto (esto ocurre aproximadamente en 3 o 4 de cada 100 nacimientos). Tenemos acceso a herramientas de medición avanzadas para evaluar los problemas de coagulación sanguínea que pueden desarrollarse durante los episodios de sangrado. Podemos administrar medicación para la coagulación sanguínea y otros productos para la sangre que salvan vidas; por ejemplo, el fibrinógeno, que solo está disponible en unos pocos hospitales en todo el mundo.
  • Contamos con una ecografía en el punto de atención para examinar el corazón y los pulmones. Esto nos permite contribuir a la atención de crisis y garantizar un cuidado seguro en caso de que ocurra algo inesperado. Estamos capacitados y listos para usar esta tecnología superior.
  • Empleamos las ecografías para ayudar en la colocación de la cánula intravenosa y los bloqueos regionales (si fueran necesarios) a fin de reducir la incomodidad en la colocación y mejorar la seguridad de la atención.
  • En nuestra farmacia de Stanford Children's Health elaboramos medicamentos epidurales y espinales, lo que reduce la posibilidad de errores de medicamentos y ahorra tiempo al prepararnos para realizar el procedimiento espinal o epidural.
  • Usamos concentraciones bajas de medicamentos (epidurales muy suaves) y técnicas de administración epidural especializadas para evitar un entumecimiento excesivo, lo que permite pujar con eficacia durante el parto.
  • Alentamos a las mujeres a seleccionar la cantidad de medicamentos para el dolor que desean recibir durante y después de una cesárea. Esta atención centrada en el paciente proporciona el alivio adecuado del dolor, al tiempo que reduce los efectos secundarios.

Estudios clínicos

Nuestros estudios de investigación clínica nos han permitido realizar gran cantidad de avances en anestesia obstétrica y mejorar la seguridad de las técnicas de alivio del dolor. Cuando hay estudio clínico en progreso y usted califica para formar parte de él, le explicaremos cómo es el estudio y le preguntaremos si le gustaría participar.