Estudios médicos basados en imágenes

El Lucile Packard Children’s Hospital utiliza tecnología y técnicas de toma de imágenes de vanguardia a fin de capturar imágenes con un nivel de detalle, claridad y velocidad que nunca había sido posible. Estas básicamente ayudan a nuestros radiólogos a diagnosticar de manera precisa y rápida la afección de su hijo.

Tecnología

Rayos X. Las placas permiten tomar fotos de los huesos dentro del cuerpo del niño. Cada imagen se toma solo unos segundos, como una fotografía regular.

Tomografía computarizada (TC). La tomografía computarizada se toma con una máquina de rayos x que toma de manera muy veloz imágenes del interior del cuerpo del niño. Esta combina cuidadosamente las imágenes para formar una imagen tridimensional. En comparación con las TC anteriores, nuestra TC de alta velocidad permite tomar imágenes sumamente definidas. También permite ajustarse mejor a los pequeños movimientos que realizan los niños durante el examen.

MRI image

Imagen de resonancia magnética (MRI). La máquina de MRI utiliza imanes, ondas de radio y una computadora para tomar imágenes sumamente detalladas del interior del cuerpo del niño. Su niño tendrá que estar muy quieto durante unos 30 a 60 minutos. A algunos niños se les administra anestesia para ayudarlos a no moverse. En comparación con las resonancias magnéticas más antiguas, el imán más potente de nuestra máquina de MRI 3T toma imágenes más detalladas en un tiempo más breve.

x-ray image


Ultrasonido (sonograma) Los sonogramas utilizan ondas sonoras de alta frecuencia para crear una imagen del interior del cuerpo del niño.

Fluoroscopia. La fluoroscopia es una radiografía continua, parecido a una película. Esta muestra cómo se mueve la parte del cuerpo o cómo se mueve un objeto dentro del cuerpo.

Cistouretrograma de vaciado (CUGV).
Un CUGV es una radiografía del tracto urinario inferior y vejiga del niño.

Tinte de contraste.
Algunos procedimientos podrían requerir que al niño se le administre un tinte de contraste. El contraste es un líquido que se toma el niño o que recibe por medio de un suero (o ambos). Una vez está dentro del cuerpo del niño, aparece sumamente brillante en las imágenes radiológicas y puede hacer más fácil que el médico vea lo que está buscando.

Áreas especializadas

Nuestros radiólogos pediátricos han completado una formación especializada para poder tomar e interpretar las imágenes del:

  • abdomen y pecho, lo que incluye:
    • hígado
    • intestinos
    • riñones y vejiga
    • sistema reproductor femenino
  • músculos, huesos y articulaciones (sistema musculoesquelético)
  • corazón
  • diagnósticos fetales
  • cabeza, cuello y espina