Programa de displasia broncopulmonar

Placa de medicina pulmonar de US News and World Report Los médicos de Stanford Children's Health son médicos vitalicios en el manejo de la displasia broncopulmonar (BPD, por sus siglas en inglés), también llamada enfermedad pulmonar crónica.

La BPD se puede desarrollar cuando los bebés nacen muy prematuros y necesitan ayuda para respirar durante un periodo prolongado. Los bebés con BPD tienen desarrollo pulmonar insuficiente y lesión pulmonar. Desde que se definió la BPD por primera vez en la Universidad de Stanford en 1967, hemos estado al frente de los esfuerzos para entender y tratar la enfermedad de una mejor manera.

Para ayudar a nuestros pacientes y a sus familias a manejar la BPD desde cada ángulo, nuestro equipo multidisciplinario de atención incluye neonatólogos, neumólogos, cardiólogos, terapeutas de respiración, dietistas titulados, trabajadores sociales y coordinadores de atención que pueden ayudar a navegar las cuestiones del seguro y del equipo.

Garantizamos una transición continua de atención para los pacientes de la unidad de cuidados intensivos neonatales (NICU, por sus siglas en inglés)  del Lucile Packard Children’s Hospital Stanford, o de NICU locales en toda el área de la Bahía a nuestra clínica ambulatoria para atención de más largo plazo. También somos uno de los pocos centros en la región con un laboratorio pediátrico para sacar sangre con personal especialista y experto en sacar sangre de venas pequeñas, y ofrecemos servicios de radiología pediátrica diseñados para minimizar la exposición a la radiación al tiempo que generamos imágenes de alta calidad.

Para pacientes que tienen BPD y riesgo de PH o que hayan sido diagnosticados con esta, hemos desarrollado el Programa de atención cardíaca y respiratoria a bebés con BPD (CRIB).

Nuestro Centro para la excelencia en biología pulmonar está realizando investigación de vanguardia en la biología de la BPD y en cómo se desarrolla, con el objetivo de descubrir nuevas opciones de tratamiento.