Laboratorio de ecocardiografía

La ecocardiografía es una herramienta de diagnóstico por imágenes no invasiva que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia (ultrasonido) para crear imágenes del corazón, los vasos sanguíneos que entran y salen del corazón, y el flujo de sangre a través de esos vasos y las cámaras del corazón. El Laboratorio de ecocardiografía pediátrica es esencial en el transcurso de la vida de un niño con enfermedad cardíaca y nuestros médicos y ecografistas juegan un papel fundamental en el diagnóstico, el tratamiento, la recuperación y el control a largo plazo de los pacientes cardíacos. También son a menudo de los primeros médicos del Centro cardiológico en reunirse con las familias, especialmente si se realiza una evaluación prenatal. Los recientes avances en la tecnología de transductores y el procesamiento de datos permiten a los cardiólogos del Laboratorio de ecocardiografía evaluar mejor las cardiopatías congénitas, desde la vida fetal hasta la edad adulta; una evaluación y un diagnóstico optimizados permiten un mejor tratamiento y mejores resultados.

Dos características extraordinarias del Laboratorio de ecocardiografía son el dedicado Laboratorio de ecocardiografía pediátrica de estrés y el Laboratorio vascular pediátrico. El primero realiza un seguimiento de los cambios en el corazón de un niño cuando se expone al estrés por ejercicio; los ecos de estrés proporcionan información importante para pacientes con problemas coronarios, cardiomiopatía e hipertensión pulmonar. El Laboratorio vascular pediátrico utiliza varias modalidades no invasivas que se han estudiado en la población pediátrica para evaluar la salud vascular de los niños en riesgo.