nutch_noindex
CANCELAR
COVID-2019 Alert

Information about the 2019 Novel Coronavirus. Read the latest >

/nutch_noindex

Qué esperar

El diagnóstico de un trastorno de la sangre puede resultar alarmante y confuso. Estamos presentes para apoyar a nuestros pacientes y a sus familias durante este momento difícil.

La mayoría de las primeras visitas a nuestra clínica de hematología comenzará con una reunión con el equipo de atención, que puede incluir a los siguientes profesionales:

  • Coordinadores de enfermeros: estos enfermeros ayudan a los pacientes y a las familias a sobrellevar el tratamiento mediante la educación, la coordinación de exámenes anuales, el trabajo con organismos externos y la asistencia a las familias con necesidades médicas para los traslados. Durante una de sus primeras visitas, generalmente se realizará una sesión de educación dedicada con un coordinador de enfermeros para hablar sobre la afección del niño y las opciones de tratamiento, así como para responder las preguntas que pueda tener.
  • Enfermeros especializados: estos enfermeros registrados tienen una maestría y capacitación avanzada, y trabajan en colaboración con médicos.
  • Trabajadores sociales: nuestros trabajadores sociales asisten a las familias con necesidades emocionales y prácticas, y ayudan a su hijo y a toda su familia a lidiar con enfermedades crónicas o la hospitalización.
  • Fisioterapeutas: algunos trastornos de la sangre, como la hemofilia, se manejan de mejor manera cuando los pacientes trabajan con un fisioterapeuta para practicar movimientos seguros y saludables.

Durante su primera visita, se reunirá con médicos y otros miembros del equipo de atención para hablar sobre la afección, los síntomas y las opciones de tratamiento de su hijo. Tendrá oportunidad de hacernos las preguntas que pueda tener. Según la afección de que se trate, también podemos incorporar a especialistas de otros equipos, como cirujanos, expertos en trasplantes de células madre y radiólogos.

Gracias a las mejoras en el tratamiento, la mayoría de los pacientes con trastornos de la sangre ahora viven una vida larga y saludable. Trabajamos con cada uno de los pacientes y su familia para elaborar un plan de tratamiento acorde a las necesidades únicas de ese paciente. Según la afección y el paciente, los tratamientos pueden incluir quimioterapia, cirugía, radioterapia, transfusiones de sangre y trasplante de células madre.